CONFERENCIA CAMPU NEL CASTRU CHAO SAMARTÍN.

Ayeri pela mañana, un puñáu de 40 persones xuntámonos pa visitar xuntos el castru Chao Samartín y el so muséu allugaos na población llamada Castro nel conceyu de Grandas de Salime.

La escoyeta de faer esta actividá nel castru Chao Samartín nun foi por casualidá. Como tol mundu sabe, esiste un proyectu d’edificación d’un centru de visitantes n’el mesmu xacimientu, que poles sos característiques, estrozaría lliteralmente dos xacimientos de gran importancia entá por escavar, unu de la Edá del Bronce y otru de la Edá del Fierro, la perda de los xacimientos en sí, lo mesmo que de los elementos arqueolóxicos que podríen atopase neses parceles ye d’un valor incalculable… para tol mundu esceutu pa unos pocos, que nun puen o nun quieren velo, sobro too el promotor d’esi disparate que ye la construcción d’esa edificación dientru’l perímetru’l castru ya ensín necesidá nenguna y desoyendo les opiniones desfavorables a tal propósitu feches por prácticamente la totalidá d’espertos/es asturianos/es nesta materia. Esu, ensin entrar nel incumplimientu de la Llei de Patrimoniu, ya qu’ésta axusta que toa aición dientro d’un xacimientu arqueolóxicu o dientro d’un área que presuntamente pueda ser d’interés arqueolóxicu, tien de cuntar con un arqueólogu que dictamine si ye procedente o non, realizar les obres nesi llugar y hasta onde. Bien, nel casu d’esti proyectu nun se fixo asina, namás cunta col proyectu de dos arquitectos, que nun tán cualificaos en forma dalguna para valorar los parámetros arqueolóxicos que tuvieren de ser teníos en cuenta. Tampoco se tien en cuenta la disconformidá mayoritaria nel Parlamentu Asturianu sobro esti asuntu cuando Esquierda Xunía d’Asturies llevolo p’alderique. En fín, toos estos detalles poder seguri na hemeroteca según n’otros artículos qu’espublicemos na Lliga Celta d’Asturies sobro esti espeluznante asuntu.

Tampoco foi casual la elección de la persona que diba  encargase de realizar la conferencia de campu a lo llargo de la visita’l muséu ya’l castru Chao Samartín, de xacíu que non, propunximos a Angel B. Villa Valdés, que collaborara con nós y, como siempres, y dende el más absolutu altruísmu, aportó a collaborar con nós na función d’informar a tolos asistentes a la visita de les característiques del castru, la so población, periodu d’ocupación, descubrimientos arqueolóxicos, etc; esto ye, de tolos  parámetros técnicos relativos a esti enclave tan especial, y agora amenaciáu, de la hestoria de Asturies.  Y puede facelo porque Angel B. Villa Valdés, ye arqueólogu del Muséu Arqueolóxicu d’Asturies, foi Director del Parque Arqueolóxicu del Navia-Eo, y participó na direición de les escavaciones d’esti castru, por non falar de que ye autor de dellos trabayos y artículos sobro esti castru; ye dicir, yera la persona indicao pa ello.

Una vegada esplicáu los principales motivos d’esti eventu: informar de l’importancia del castru Chao Samartín, el peligru que cuerre, y fomentar la puesta’n valor del patrimoniu históricu cultural asturianu ente la mesma población asturiana… voi falavos de como foi l’actividá.

A esu de les 11:30 de la mañana llegaren yá prácticamente toles persones que díbemos esfrutar d’esta xornada d’hestoria, arqueoloxía y reivindicación, in situ, sobro’l llugar d’interés, el castru Chao Samartín. Dempués de les oportunes presentaciones, y sorpreses, yá que vinieron persones de relevancia, tantu dientro del conceyu de Grandas de Salime, como’l gran Pepe “El Ferreiru” o Susana Hevia, directora del Muséu Etnográficu de Grandas de Salime; comu persones venceyaes al periodismu; arqueólogos/as; un miembru fundador de la Lliga Celta d’Asturies allá pelos años 80, Xuan Naveiras; y delles persones comenenciudes nesta actividá ya’l so conteníu, ente elles cuatro persones de la vecina Galicia, lo cual paecionos escelente y prestonos enforma la so presenta ya’l so interés.

Yo fice la presentación del eventu, espliqué someramente qué ye la Lliga Celta d’Asturies, qu’oxetivos y valores tenemos, les actividaes y proyectos que desenvolvemos antes de dexar la palabra yá, pol restu del eventu, al nuesu collaborador Angel.

     

L’actividá, podemos dicir, que s’estremó en dos partes: la visita al muséu, y la visita al castru. Na visita al castru, Angel, tuvo falándonos de como empezó la escavación del mesmu, por quién, cómo se consiguió, que persones participaron d’aquel eventu, etc. Depués prosiguimos peles distintes partes del muséu ente qu’a midida que avanzávamos Angel diba esplicándonos cada unu de los aspeutos y oxetos del muséu aportandos una cantidá d’información, de la que nun se ve nes guíes o “letreritos del muséu” absolutamente impagable , anque lo más increíble de too ye que lo fai con una pasión que fai que l’interés de los asistentes fora n’aumentu ca vegada más y más, lo que fizo que xurdieren abondes entrugues que foi retrucando una a una aclariando les duldes y ampliando la conocencia de toos sobro esti magníficu castru y la so hestoria.

    

Una vegada acabamos la visita al muséu, diriximonos al xacimientu, ónde Angel pudo esplayase a gustu, notábase que taba realmente nel so elementu porque ellí, viéndo los fosos, les cabanes, los elementos constructivos, y les distribución de los mesmos, foi onde Angel pudo tresmitinos meyor les sos conocencies sobro’l castru y como meyor, a lo menos los legos na materia, pudimos entendelo con mayor claridá. Foi una xornada realmente clarificadora, didáctica, emotiva y, sobremanera lúdica… ¡Impagable!

          

A la fin de la visita’l castru, fuimos, como nun podía ser otra manera, a tomar un aperitivo al Albergue de Castro, ónde corrió la cerveza artesano y la sidre asturiano hasta que dalgunos de nos fuimos comer a Grandas de Salime, ónde pudimos tastiar la cocina llocal que permítome calificar de deliciosa… ya’n síntesis esta ye la crónica de l’eventu, ye imposible cuntavos per esti mediu tolo qu’aconteció, lo que viviose, lo que falose, y lo que sintiose… pa vivilo hai que tar ellí participando…

Dende la Lliga Celta d’Asturies queremos agradecer fondamente a toles persones qu’asistieron la so participación nel eventu, ensin ellos nueses actividaes nun tendríen sentíu; a Angel B. Villa Valdés la so inestimable y desinteresada collaboración, yes un grande Angel; y a los medios de comunicación: infoasturies, asturies,com y La Nueva España l’espardimientu d’esti eventu.

Espero sinceramente que’l sentíu común y la llegalidá vixente imperen nesti problema qu’anguaño esiste cola amenaza rial de l’esfarrapamientu de dos xacimientos de gran importancia del castru Chao Samartín entá por escavar, ya qu’enxamás, dende la Lliga Celta d’Asturies, tengamos qu’entamar actividaes al envís de denunciar coses asina.

Un saludu candial a toos/es,

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

CHARRA / ESPOSICIÓN: LA PITA PINTA ASTURIANA.

Foi un braeru preste sentir a Víctor Manuel Iglesias, criador y espertu de la variedá aviar de Pita Pinta Asturiana güei na charra qu’entamamos na Lliga Celta d’Asturies.

Víctor tuvo realmente brillosu, falónos de les característiques morfolóxiques d’esta magnífica gallinácea, del so descubrimientu por un veterinariu, de como se foi recuperando la especie, yá que taba a puntu d’escastase. Tamién la comparó con otres pites de la península Ibérica (castellanes, vasques, gallegues, catalanes, andaluces, etc), y d’otres partes d’Europa. Asina mesmu amosónos les semeyances con otres pites del Arcu Atlánticu.

En fín, que les persones que tábamos na sala pudimos deprender un montón de coses y, coles mesmes visualizar “in situ” les diferencies y semeyances ente les pites que formaben parte de l’esposición que yeren de les especies: castellana, pita pinta y pedresa. Nun fai falta dicir que l’esposición de Víctor, amás d’interesante y didáctica foi prestosa y afayaíza abondu.

Dende la Lliga Celta d’Asturies queremos agradecer la presencia de les persones qu’averáronse a sentir la charra; los perinteresantes apurrimientos de Roberto Alvarez, que tuvieron bien interesantes y prestosos; a la Ca’l Conceyu d’Uviéu por cedenos l’usu la sala 5 del Hotel d’Asociaciones Santuyanu; y por supuestu a Víctor pola so collaboración y enfotu en danos a conocer una especie aviar tan de nueso comu ye la Pita Pinta Asturiana.

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies

Semeyes:

Toles semeyes d’esti post tan cedíes por Roberto Alvarez, autor de les mesmes.

CHARRA “EL RAMU ASTURIANU: UNA VISIÓN ETNOGRÁFICA.”

Ayeri tuvimos el gustu de sentir a Eva Tejedor, falanos del ramu asturianu, l’ufrenda’l ramu y les dances y cancios rellacionaos pa con él nel so conceyu d’orixe, Peñamellera Baxa.

Eva tuvo brillante, fíxonos un percorríu por distintes llocalidaes del conceyu Peñamellera Baxa ya nuna mistura de charra, esposición fotográfica y conciertu, foi averándonos al xeitu de cellebración del ramu en cá llocalidá lo que fizo del eventu daqué perinteresante, afayaízu y prestosu… de fechu hebe dalguna vegada que los cancios l.legaron a poneme los pelos comu escarpies!

Tamién pude constatar, poles indicaciones ya desplicaciones d’Eve Tejedor, qu’esiste un venceyu manifiestu ente l’ufrienda’l ramu a la Virxe y les ufriendes de nuesos ancestros a la Dios Madre. Yeren ritos de fertilidá, cristianizaos col pasu’l tiempu y qu’angüañu formen parti del folclor asturianu.

Nun mos queda más qu’agradecer a tola xente qu’averose a sentir la charra la so presencia, al personal del palaciu de Valdecarzana l’escelente tratu de so pa con nos, a la Ca’l Conceyu d’Avilés la cesión d’usu de la sala pa facer esti eventu, a mio compañera Alicia el so trabayu y enfotu y por supuestu a Eva Tejedor pola so collaboración y por compartir con toos/es nos el so saber y la maxa’l so canciu cola xente que tábemos ellí.

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies.

VISITA GUIADA’L CASTRU PICU CASTIELLU DE FOZANA.

El pasáu sábadu, 12 de mayu, una catarva de celtes axuntamos delantre de la puerta de la ilesia parroquial de Tiñana, nel conceyu de Siero, para empecipiar una pequena ascensión al castru Picu Castiellu de Fozana entamao pola Lliga Celta d’Asturies cola collaboración del doctor n’arqueoloxía Alfonso Fanjul Peraza, que tuvu escavando y faciendo sondeos n’esti castru nun proyeutu cofinanciau pola Universidá de Salamanca nel qu’atopose varios materiales: güesos d’animales, granes, cerámiques, etc.

El castru, d’una dimensión bastante grandi ya que tien alroidu de 120×60 metros, según les dataciones de carbono 14 feches na escavación que mentaba enantes, data del sieglu IV-III enantes de Cristu anque llegose atopar cerámica romana e inclusu altomedieval, polo que tantos sieglos d’ocupación-y confieren importancia por tola información que puede tener contenida nel so senu.

Esti castru yá foi reconocíu y catalogáu por J. M. González en 1957, y tamién protagonizó un estudiu monográficu realizáu por Alfonso Fanjul Peraza nel 1997. Anguaño tán a puntu de salir dellos artículos bien interesantes que van recoyer los últimos estudios realizaos nesti castru.

Como elementos más destacables d’esti castru, podría resaltar en primer llugar la so posición, a unos 400 metros d’altitú dende la que puede vese tola cuenca del Nora coles posibilidaes estratéxicu y defensivu que trai. Depués, ta claro, los trés fosos en forma de ferradura qu’arrodien el castru, realizaos manualmente, y d’una fondura que resulta realmente impresionante. Y a lo último, y non menos importante, la presencia de delles cueves nel castru, sobremanera pola que cuerre un regueru d’agua duce qu’abastecía’l castru del vital elementu.

Un aspeutu significativu foi, según cuntónos l’arqueólogu Fanjul Peraza, que mientres les escavaciones atopó un estratu de povises de gran estensión que daba a entender que, en dalgún momentu enantes de la l.legada de los romanos, el castru foi amburáu y esfarrapáu, lo que suxure qu’había guerres ente clanes polo que l’actividá humana nel valle del Nora en dómina prerromana debía de ser alta.

Tocantes a la visita, de primeres había apuntaes 10 persones, anque a la fin tábamos 5, supongo que’l tiempu inestable echó tras a más d’unu. A eso de les 11:15 coyimos la 4×4 de Carlos, y fuimos por una caleya hasta l’entamu d’una pista forestal pola qu’empezamos l’ascensión al castru.

   

 

Nun fai falta dicir que’l paisaxe ye rialmente fermosu, una estensión de viesca rialmente prestosa y mientres el paséu tuvimos el gustu d’oyer a un xabalín qu’esfocicaba na folla. Siguimos un bon trechu campu al traviés hasta llegar al visu’l picu onde ta’l castru, mientres el paséu por esi trechu atopamos con dos caballos blancos realmente guapos y mansos bien paecíos a los ponis celtes de Connemara. Pocu dempués llegamos al castru.

               

Una vegada nel castru, l’arqueólogu Fanjul Peraza, amosónos les dimensiones del perímetru del castru, los fosos, les cueves, etc y esplicónos les característiques del castru, el so datación, qu’atoparon nes zones de sondéu, etc. Foi realmente interesante y amenu. Tamién contestó a toles entrugues que se-y diben formulando. Dempués d’eso, y d’esfrutar de les increíbles vistes que se nos ufiertaben dende’l castru, empecipiamos el descensu ya que’l Nuberu venía por nos con ganes de moyanos a toos.

              

Una vegada de vuelta en Tiñana, la cosa acabó como nun podía ser d’otra manera… nel chigre con unes botielles de sidre!

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies.

Bibliografía:

Fanjul Peraza, Alfonso; “Los castros de Asturias. Una revisión territorial y funcional”; Ed. Ayuntamientu Teberga, 2004; ISBN; 84-609-5319-X

Semeyes:

1ª.- Muestras recoyíes nel sondeu realizau por Alfonso Fanjul Peraza nel castru Picu Castiellu de Fozana nes que puede apreciase restos de güesos animales na de manzorga y arcilla na de la drecha. Autor: Anselmo Coto Argüelles.

2ª: Vista aérea de castro Picu Castiellu de Fozana, asitiáu en Fozana, parroquia de Tiñana, conceyu de Siero – Asturies. Autor: Alfonso Fanjul Peraza.

3ª.- Vista parcial de los fosos defensivos del castru. Autor: Carlos Suárez Lozano.

4.- Posando embaxu’l texu na ilesia parroquial de Tiñana. Autor: Carlos Suárez Lozano.

5.- Pola pista forestal y saltando pieslles. Autor: Carlos Suárez Lozano.

6.- Campu traviés, nel últimu tramu d’ascensión ya’l más pindiu!. Autor: Anselmo Coto Argüelles.

7.- Ya nel castru sintiendo les desplicaciones de Fanjul Peraza y posando enrriba una cueva de les del castru. Autores: Anselmo Coto Argüelles la de manzorga y Carlos Suárez Lozano la de drecha.

 

 

 

 

 

TRIBUS CELTES D’ASTURIES: LOS ALBIONES.

Muitas son as incógnitas qu’aínda nos quedan sobre quén era en realidá el poblo dos Albiones, un veyo poblo qu’habitaba nos valles del Navia y del Eo. Os poucos documentos arqueolóxicos que conservamos y as poucas referencias dos historiadores nun son úa escepción na escasez de documentos del resto das terras al norte da Cordillera Asturiana, que foron as últimas en se conquistar y romanizar de toda a península d’Hispania.

El espacio físico dos Albiones

Na orixe dos tempos, a rasa litoral cantábrica dende el cabo Burela hasta el cabo de Ajo conforma úa unidá espacial ou corredor costeiro de características físicas similares y contínuas que dende a aparición del home nestas terras, presente xá dende épocas evolutivas da especie humana según recentes encontros na cova de Sidrón , sirvíu como paso de comunicacióis y como llugar predilecto pa os asentamentos y tránsitos humanos. A presencia humana considérase que chegóu a través dos Pirineos y en dirección pal oeste a través d’esta franxa. Este corredor costeiro ofrecíayes a os grupos humanos alló instalaos grandes posibilidades de subsistencia y de comunicación a través dos portos naturales, das rías, prayas y campos, mui favorables pal cultivo y a pesca.

Primeiros testimonios da presencia humana nel Navia-Eo

A riqueza metalúrxica d’estas terras foi llougo esplotada pol trabayo del home, comenzándose a fabricación d’obxetos de cobre y d’ouro aprosimadamente a os 2.000 anos antes de Cristo. A pesar das economías autárquicas d’estos poblos, el cobre y outros obxetos metálicos fabricaos éranche usaos pal intercambio pos eran ben apreciaos. Así consérvanse pezas como un tubín d’ouro atopao nun dólmen de Penouta y úa cinta dorada de Sarzol (Eilao). As pezas metálicas conservadas son básicamente xoyas y armas, peró ben poucos utensilios prácticos, el que deu quizabes que pensar nel escaso sentido utilitario dos poblos norteños. Xoyas y armas servirían de signo de diferenciación social nesta época. Os muitos dólmenes ou penedos, búa parte d’ellos aínda non localizaos, son señales d’enterramentos ou ben monumentos delimitadores de llugares de culto ou de ritos máxicos. Mentras as rías sirvían de vías de comunicación marítima, as influencias esternas chegaban básicamente das civilizacióis más desarrolladas del Sur a través das veyas vías que traspasaban a Cordillera Asturiana (Iuga Asturum) polos valles de L.laciana , el Sil ou pol camín da Mesa, comunicando así cos outros poblos afines da conca del Ástura (Esla). Estas influencias sureñas tán documentadas nas pinturas de guerreros da Cova del Demo (Boal) pertenecentes al chamado arte esquemático, á manifestación artística que veo del Sur . Un gran exemplo da evolución del arte dos metales témoslo nos magníficos moldes de pedra y ferro pa fundir foucetes y hachas atopaos en Castropol y nos Ozcos.

As culturas dos castros

¿Cómo comenza a cultura dos castros ou castreña? Os castros son simplemente poblacióis fortificadas situadas en llugares más ou menos elevados ou estratéxicos. Hoi quédannos centos de restos d’estos castros ou castellóis repartíos por toda a xeografía actual d’Asturias, Galicia, Lleón y norte de Portugal, dataos dende úa época inmediatamente anterior á conquista romana y que foron desarrollando úas formas mui evolucionadas de vida humana y úas ricas culturas que conocemos como el periodo da cultura castreña en todo el nordés peninsular. Nesta cultura, el ouro y a orfebrería más delicada éranche úa das actividades más apreciadas y búa proba d’ello son as magníficas xoyas, diademas y torques d’ouro que se conservan (muitas desgraciadamente fragmentadas y fora d’Asturias) como a diadema y broche d’A Veiga y as xoyas atopadas nel castro de Chao Samartín. Sin embargo nun se pode falar d’úa uniformidá cultural nos poblos que pertenecen a esta chamada cultura castreña. A homoxeneidá cultural nun vai comenzar más que coa romanización. A presencia de cerámicas de tipo romano nel castro d’A Escrita (Boal) amosa un primer contacto col mundo romano que chegóu probablemente antes da propia conquista a través dos intercambios y influencias culturales cos poblos del Sur dos Montes Asturianos. Roma pronto esplotóu as codiciadas minas d’ouro de todo el occidente da Astúrica. Muitos castros son así instalaos pa facilitar a esplotación metalúrxica a modo de poblaos mineiros. A titularidá das minas era del Imperio y os militares controlaban a esplotación y dominaban el terreo. Consérvanse algúas probas epigráficas da esistencia n’Asturias del sistema esclavista romano, que nun foi xeneralizao sinón paralelo a úa progresiva asimilación, colonización y desarrollo económico y cultural que chamamos romanización y que nas terras al norte da Cordillera Asturiana nun se materializóu dafeito hasta el siglo IV, mentras que na Gallaecia ou na Asturia citerior más mesetaria a romanización foi anterior y más intensa. Algús pensan que a orixe dos castros ta nel contacto con poblos del centro d’Europa, avezaos xá a vivir en fortificacióis militares, que chegaron polos Pirineos hasta as nosas costas. En realidá nun esisten datos claros pa definir en propiedá úa “cultura castreña” uniforme ou úa forma cultural homoxénea ou unitaria nestas terras del nordés. E más correcto falar de culturas castreñas ou simplemente d’asentamentos castreños con diversas formas culturales pos nunca hubo antes da conquista romana úa unidá cultural entre os poblos del nordés peninsular. Na cultura dos castros desarrollada n’Asturias tampouco podemos falar de relacióis d’intercambio cultural ou comercial en sentío este-oeste entre os poblos da cornisa xá qu’as conexióis dábanse más ben coas poblacióis más al sur da Cordillera Asturiana qu’eran as que primeiro y meyor recibían os influxos das grandes civilizacióis mediterranias.

Os castros desarróllanse básicamente nos primeiros anos da nova Era, en tempos d’Augusto como e el caso del de Coaña, y mantéin a súa vitalidá hasta el siglo II condo van sindo abandonaos. Curiosamente nel siglo IV vólvense ocupar muitos peró sin llevantar murallas ou defensas. Os castros asturianos nunca perden vinculación coa meseta a través dos corredores naturales que sirvían de vía pa esplotación y tráfico dos minerales y que chegan hasta Astúrica y hasta Emérita, centros da romanización, y tamén fan contactos coa cercana civitas romana de Lucus. Estas novas ciudades implantadas por Roma convirtíronse en poderosos focos de romanización, en instrumentos d’unificación cultural y en centros da actividá comercial, militar y política. Nel ano 19 antes de Cristo terminan as guerras contra cántabros y ástures trasmontanos que foron según todos os historiadores da antigüedá as últimas nacióis da península hispánica en ser sometidas por Roma.

Primeiras referencias escritas dos poblos norteños

Son as crónicas romanas os primeiros documentos escritos que temos referíndose a os poblos da cornisa cantábrica. Ellas fálannos dos poblos ou nacióis que forman os Gálaicos, os Ástures y os Cántabros en sentido xeneral peró sin fer ningúas diferencias culturales ou raciales entre ellos pos considerábanlos poblos mui asemeyaos entre sí. El poblo dos Albiones sabemos que ocupaba as terras entre os ríos Navia y Eo, peró ¿Quén eran certamente os Albiones? ¿Un poblo, úa nación, úa tribu, un clan, úa xentilidá?

Os cronistas contan que os homes chevaban pelo llongo como as muyeres, fían xoyas y torques d’ouro coas qu’adornaban el corpo, tían pel clara y espíritu guerreiro ademáis d’un gran sentido del honor y da autoestima polo que preferían morrer antes de ser esclavos. As muyeres podían heredar incluso por vía materna y participaban na guerra. A conquista romana das terras dos Albiones nun debióu resultar fácil pa un exército como el romano avezao más a lluitar no llano. Os Albiones como outros poblos norteños lluitaban en guerra de guerrillas y non mediante exércitos formaos no chao como fían os romanos. Preferían el suicidio antes que ser prisioneros d’estos exércitos . Peró a ocupación romana nui foi nunca continuada, efectiva, total nin definitiva nesta rasa costeira común del norte da Gallaecia y da Asturia. El nome dos Ástures parez que ven del nome del río sagrado qu’estos poblos del nordés tían como fronteira sur-este: el río Ástura, hoy Esla. Os romanos chamaron despós gálaicos a os poblos al norte da Lusitania, y Gallaecia á rexón, porque viron nellos muitos parecidos cos poblos da Galia que xa conocían ellos mui ben. El interés económico dos romanos érache más enfocao no interior y na busca del desexao ouro. Por outro llao, a política pacifista romana tía simplemente como oxetivo el que nun houberan más sublevacióis nin ataques da población nativa contra as ciudades ou campamentos romanos, y por ello fomentábase más que nada a convivencia pacífica, vixilada, os pactos militares, d’hospitalidá ou de clientela qu’estos poblos xa solían practicar tamén entre sí. Por outro llao tamén nacían tímidamente os intercambios entre as novas cívitas romanas y a población nativa del llugar, de xeito colonialista. Así, a política imperial prefería respetar en xeneral os modos de vida y a actividá normal dos poblos nativos y sólo úa pequena parte de población era sometida al exército ou al trabayo mineiro, establecindo pactos de búa veindá cos diferentes poblos de manera pacífica y sempre que nun se sublevaran. Paralelamente fomentaron col tempo a súa llingua latina y as costumes romanas, que pouco a pouco iban fundíndose coas da población nativa. Roma dividía el terrén conquistao en conventus xurídicos ou unidades administrativas territoriales á manera das actuales provincias ou departamentos, con un governador ou representante del imperio en cada ún dos departamentos establecíos. Sin embargo estos poblos conquistaos nun podían gozar da ciudadanía romana y na práctica víanse sometíos militarmente. Calquer sublevación contra a autoridá romana era reprimida con dureza.

A política imperial diseñóu os conventus en que se iba dividir esta parte da provincia Tarraconense. Así, el Conventus Lucensis, con capital en Lucus (Lugo), delimitárolo imaxinariamente coa axuda dos cursos fluviales desde os valles del Miño-Sil hasta el río Esva; el Conventus Asturum desde el Esva al río Ástura; el Conventus Bracarensis, desde a ría del Duero hasta os valles centrales del Miño y Sil; y el Conventus Cluniensis qu’iba desde úa llinia imaxinaria da ría del Seya hasta el río Ástura y alcanzando el Bidasoa y as llonxanas terras del alto Duero. Todos estos conventos xurídicos pertenecían á mesma Provincia Tarraconense con capital en Tarraco (Tarragona). En tempos da república romana estímase que’l territorio ástur era, despós del Conventus Bracarense el más poblao con aprosimadamente us 240.000 habitantes y 22 poblos étnicos, fronte al Lucense que contaba con us 166.000 y 16 poblacióis. A cornisa cantábrica xa desde os tempos da conquista era un espacio mui poblao y tamén receptor de población inmigrada del este y del sur mesetario. Tempo despós el emperador Diocleciano fexo úa nova delimitación administrativa creando a Provincia Nova de Asturiae et Gallaecia, qu’iba desde a ría del Duero (Portus) hasta’l río Seya, que despós comúnmente pasóu a chamase simplemente Gallaecia polos xeógrafos. Anos despós Constantino creóu as Prefecturas y toda Hispania entera pasóu a depender da Prefectura da Galia.

A romanización

Todos os poblos del nordés da península y mui especialmente os poblos trasmontanos al norte da Cordillera Asturiana (Iuga Asturum) recibiron úa mui tardía y débil romanización. Os poblos gálaicos y os ástures del sur asimilaron primeiro y con más intensidá a cultura y civilización romanas. Os historiadores da antigüedá sempre se referen a os poblos cántabros, gálaicos y ástures como “montañeses” en xeneral sin distinguir  entre ellos diferencias ou rasgos diferenciadores. Anque hoi, sabemos que sí houbo distingos entre esta amplia mestura de poblos, tribus y grupos humanos y qu’éstos básicamnete centrábanse básicamente en diferencias de tipo llingúístico y tamén nas diferentes formas d’organización social que desarrollaban ús y outros poblos. Pero sobre todo, tamén e certo qu’a principal afinidá que tían entre sí estas colectividades del nordés era precisamente el feito de ser poblos non romanizaos ou con úa recente romanización y según a mentalidá romana ésta era precisamente a súa principal característica común y definitoria. A progresiva asimilación da civilización romana veu a suprimir as diferencias tanto llingüísticas como culturales entre os diversos poblos y tribus, igualándolos a todos idiomáticamente pos llougo adoptaron el llatín como llingua así como el alfabeto latino, y outros modos de vida y vezos como por exemplo el concepto romano de propiedá privada y a economía monetarista.

Os restos das primitivas llinguas nativas, probablemante indoeuropeas tamén, a forza nos quedan en forma de topónimos y hidrónimos pos e ben sabido qu’estos poblos tían úas formas relixosas de tipo naturalista, unde mui especialmente os ríos eran consideraos como divinidades femeninas. Entre os topónimos prelatinos temos entre outros : Baga, Mántaras, Arancedo, Cedemoño, Bernucedo, Navia.

Organización social dos Albiones como poblo

A pesar das teorías contrapostas, os investigadores afirman qu’a principal diferenciación cultural entre os poblos englobaos baxo el axetivo de “gálaicos” y os consideraos como “ástures” e a referida á organización social dos mesmos. Non obstante os romanos falaban de “ástures trasmontanos” (os ástures que vivían al norte dos Iuga Asturum) y de “ástures cismontanos” ou “augustanos” (das terras llanas prósimas a Astúrica Augusta) nun deixando claro si esta diferencia era sólo xeográfica ou si tamén aludía a posibles diferencias culturales sobre úa mayor ou menor romanización. Os ástures organizaban as súas sociedades mediante llazos sanguíneos superiores ou unidades suprafamiliares de tipo xentilicio, tal y como era igualmente a organización social dos poblos xermánicos: varias estirpes familiares xunidas de forma piramidal por un antecesor ou antepasado común formaban úa gentilitas y varias gentilitas formaban úa gens. Esta gens podía asociase con outras polos llazos d’hirmandá ou por afinidades culturales que yes permitían pensar que nun s’atopaban solos na terra como poblo sinón que étnicamente pertenecían a úa comunidá más amplia de tipo espiritual y superior, formando úa hirmandá (federación) de poblos afines pola relixón, pola llingua ou pá defensa y que foi a idea más aprosimada al concepto de “nación” ou “ethnos” qu’a cultura dos poblos del nordés puideron desarrollar. Os romanos citan como poblos ástures a os Pésicos, Zoelas, Lancienses, Supertios, Gigurros, Briguecinos, entre outros. Os Albiones despós de feitas as divisióis y repartos territoriales dos Conventus quedaron englobaos dentro del territorio administrativo del Conventus Lucense, governao dende a vecía fundación de Lucus Augusti que tempo despós fairía de capital da Nova Provincia amplia qu’agrupaba nun mesmo espacio tanto a os ástures como a os gálaicos. Pero ¿Cómo s’organizaban socialmente os Albiones y outras gentilitates ou tribus afines nel Navia-Eo? ¿Qué llingua propia falaban os Albiones? Estas son aínda enigmas da historia que sólo os poucos restos epigráficos poden mínimamente esplicar.

Os gálaicos parez ser que tían úa organización social más territorial ou conceyil delimitada polos propios territorios dos castros, quizabes pol mayor grao de romanización, mentras que nos ástures y cántabros esta adscripción territorial nun ta tan clara. Os ástures, que según os historiadores e ún dos sustratos étnicos más antiguos da península hispánica, mantían un sistema económico colectivista similar al dos vacceos, onde a propiedá dos bienes de producción, terras, frutos y coyeitas era comunitaria, a esclavitú nun esistía y os llazos de parentesco rexían as relacióis sociales y políticas. Cada unidá xentilicia tía un xefe y un conseyo, electivo según valores como a edá, honor y dignidá, tamén á maneira xermánica ou céltica. A epigrafía amosa claramente as distintas xentilidaes, dao que nas lápidas funerarias sempre s’identificaba a persona col sou nome y coa súa pertenencia sanguínea a úa determinada gens (poblo ou tribu) más que referencias a un llugar. ¿Cómo podemos interpretar entón a valiosa lápida atopada n’A Veiga?

   

A lápida de Nicer Clutosi, rei dos Albiones (xefe, príncipe, líder, rexidor), menciona a pertenencia ou a orixe familiar del difunto nel nomao Castro Cariaca (situao nel actual Conceyo da Veiga), col título de Príncipis Albionum, vai redactada en latín baxo un enigmático símbolo ou asterisco: “NICER CLUTOSI C CARIACA PRINCIPIS ALBIONUM AN LXXV HIS EST” (Nicer Clutosi, del castro Cariaca, Príncipe de los Albiones, 75 años, neste sitio ta) . Asina temos constancia de qu’os Albiones formaban úa gens superior y non úa pequena xentilidá y qu’esta gens, estirpe ou poblo tuvo úa xefatura de prínceps (alteza, rei, príncipe, rexidor), quizabes de maxistratura monárquica electiva á manera xermánica ou pode que hereditaria á manera imperial romana. ¿Formaban entoncias os Albiones un reino ou estao independiente respecto a os sos poblos ou xentilidaes vecías?.

Como comunidá norteña, ou poblo nomao como Albiones, formaban nun cabe dudas úa unidá social peró tamén pode que política, puidendo establecer tamén pactos cos sous poblos vecíos, según a forza literal del término “prínceps” y especialmente dende os tempos d’Augusto condo este término e sinónimo de másimo título imperial reservao sólo á persona del propio emperador ou a especiales membros da súa familia. A lápida veigadense denota úa xa importante romanización del poblo albión, según llingua y xeitos de datación, peró tamén úa pervivencia das formas autóctonas d’organización y estructuración social, úa pervivencia da mesma comunidá dos Albiones como unidá social posterior á propia conquista, peró tamén como entidá política propia, dotada de xefatura ou autoridá rexia. En definitiva, ben puideran conformar naquellos tempos, y mui probablemente, úa monarquía, reino ou “principatus” autónomo y en vías de romanización nel siglo I despós de Cristo.

Fonte:

Xavier Vilareyo y Villamil; Os Albiones; Uviéu, 2007.

Semeyes ya illustraciones:

1ª.- Mapa de les tribus celtes d’Asturies. Fonte: Google. Autor/a: desconocíu.

2ª.- Castro Chao Samartín, asitiáu nel conceyu Grandas de Salime – Asturies. Autor de la semeya: Manuel Blanco Riopedre.

3ª.- Mapa de los comventums Bracarense, Lucense y Asturicense de la Gallaecia romana.

4ª.- Estela funeraria de Nicer Clutosi, datada nel sieglu I, atopada nel conceyu’ d’A Veiga Asturies.

 

 

 

 

 

Uviéu, 2007

EN DEFENSA L’ARQUIVU LA TRADICIÓN ORAL D’ASTURIES.

Na Lliga Celta d’Asturies paeznos un gran erru dexar qu’un bancu de la cultura ya identidá” d’Asturies d’esta magnitú, perdiérase para siempres.

Ye una impagable fonte de conocencia dende la que flúin innumberables llibros de llibre accesu a toles persones comenenciudes n’afayar les sos maravíes.

Dende la Lliga Celta d’Asturies solicitamos a les entidaes competentes que faigan lo necesario para caltener esta ferramienta cultura tan potente que tenemos tolos asturianos.

L’Arquivu de la Tradición Oral d’Asturies y tol esfuerzu realizáu, de la manera más profesional, comprometíu y arrogante, por Jesús Suárez López, quien sentó les sos bases en 1986, tán en riesgu de perdese.

Ye posible que yá lo sepas pero, por si nun ye asina, te informamos de que l’Arquivu de la Tradición Oral d’Asturies atesora’l repositorio de cultura oral y popular y de patrimoniu inmaterial más importante que foi desenvueltu en nenguna comunidá del estáu español. Y ta consideráu como xuno de los más nutríos, sistemáticos y relevantes de los que fueron axuntaos n’Europa y nel mundu.

Integra más de mil hores de grabaciones n’audiu y en vídeu y una colección ingente de fotografíes de peraltu valor documental, científicu y artísticu compiladas a lo llargo de los postreros trenta años.

Los rexistros y les fotografíes fueron realizaos por Jesús Suárez López n’encuestes de campu que cubrieron, dende 1986 hasta’l día de güei, 863 núcleos de población pertenecientes a 67 conceyos asturianos. Más otros 84 núcleos de población que s’estienden por rexones y provincies más o menos estremeres o cercanes (Cantabria, Llión, Zamora, Salamanca, Cáceres, Llugo, Ourense y norte de Portugal).

Nel Arquivu de la Tradición Oral d’Asturies caltienen unos 30.000 rexistros de lliteratura oral, amás d’una peramplia gama de testimonios d’hestoria oral relativos a la emigración asturiana a América y Europa, la Guerra Civil Española cola so posguerra, los neños de la guerra” na Unión Soviética, la Segunda Guerra Mundial, los oficios tradicionales y la vida cotidiana na Asturies del sieglu XX. Los materiales d’esti Arquivu nutrieron yá una serie de llibros roblaos por Jesús Suárez López que constitúin finxos de referencia absoluta dientro de la bibliografía de lliteratura oral, etnografía y antropoloxía non yá d’Asturies, sinón del mundu.

Pero son bien de más los materiales que siguen inéditos que los que salieron a la lluz. Y colosal el llabor de rexistru y recuperación que Jesús sigue empeñáu en realizar. Tan necesaria, xusto nestos tiempos en que la cultura oral patrimonial atópase prósima a la estinción.

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies.

Fonte consultao pa redactar el testu: escritu de Jesús Suárez López.

PRESENTACIÓN DE LA LLIGA CELTA LLIONESA.

Ayeri, sábadu 7 d’abril de 2018 ye un día del qu’hebrá que facer alcordanza. Ye’l día nel que ñació oficialmente la Lliga Celta Llionesa, ye dicir, l’intre nel que nuesos hermanos ya nueses hermanes cismontanos/es entámense pa trabayar pola so cultura, la so identidá, el pueblu celta de los ástures.

 

Yo tuvi l’arguyu de ser invitáu comu representante de la Lliga Celta d’Asturies al eventu y pude facer una charra sobro Asturia y los ástures. A la xente presto-y, atendía, entrugaben ya inclusu apurríen cosuques. Siguieron les interesantes ya maxistrales charres d’Antonio Barreñada sobro les lluches celtes llioneses; la de Ramón Gutierrez sobro la tribu de los vadinienses en Llión; y la de Juan Carlos Campo sobro l’arte rupestre llionés; comu colofón, l’actuación d’algunos gaiteros ya un tamborileru de l’Agrupación de Gaitas Leonesas.

L’ésitu del eventu foi ablucante, tamos falando d’alrodiu de 123 persones qu’averáronse asistir a esti eventu ónde lo más predominantes qu’hubo foi cariñu ya xermandá. Sentime comu na mio cá, la xente foi cariñosa, respetuosa, amable, interesada, xenerosa… en fín sólo sentí falar d’igualdá ente los ástures del norte ya del sur y de toles coses en comuña qu’angüañu hai ente Asturies ya Llión. Comu nun podía ser d’otru xeitu, la Lliga Celta d’Asturies entregó nel eventu un certificáu de xermandá a la Lliga Celta Llionesa ensín fecha nenguna porque entendemos, ambes organizaciones, que la xermandá ente ástures cismontanos y tresmontanos nel so día, ya ente Asturianos ya Llioneses angüañu ye eterna y’atemporal. Los ponentes n’esti eventu tamién tuvimos un presente de la Lliga Celta Llionesa consistente nun fermosu marcapáxines engalanáu con símbolos celtes ya una reprodución del cartelu l’eventu pa guardalu comu alcordanza d’esti día.

Nun pue dicir más qu’agradezco fondamente la calidez del pueblu lleonés, l’interés qu’amuesó polo que tinía que contayos y esa sensación que m’apurrieron de pensar ya sentir lo mesmu que yo al respeutu… pero sobremanera pola cecina, l’embutíu, el xamón y el quesu col que nos agasayaron al mediu día na xinta d’hermandá qu’entamaron nel mesmu centru ú tábemos faciendo l’eventu, taba too coyonudu, pero coyonudu de verdá!

Creyo sinceramente que van haber munches actividaes conxuntes nel futuru ente les dos asociaciones y que trabayaremos en xuntanza en dellos oxetivos que tenemos en comuña ya esu siempres ye bono y positivu.

  

Dichu estu, norabona pel eventu que foi un ÉSITU absolutu, y gracies per tar ellí, salú!

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies

 

 

COMUNICAU DE LA LLIGA CELTA D’ASTURIES

Bonos díes a toos ya toes, como toos sabéis, ta pindiu d’execución un proyectu d’obra civil qu’estrozaría dos xacimientos bien importantes nel castru Chao Samartín.

Desque tuvimos conocencia de too esto na Lliga Celta d’Asturies, empezamos acciones para evitalo: contactu con fuerces polítiques, unviada de comunicaos de prensa informando de la situación, realización d’entrevistes, espardimientu poles redes sociales, etc.

Agora queremos faer una recoyida de robles al envís de presentales na Alministración asturiana acompañaes d’un documentu nel que se manifiesta la nuesa esmolición sobro esti tema y encamiéntese al Gobiernu d’Asturies a tomar les midíes oportunes y pertinentes pa evitar esti despropósitu.

De la mesma, por razones loxístiques yá que nun podemos tar presentes en toles localidaes nin conceyos d’Asturies, rogámosvos que nos ayudar a consiguir firmes. Ye senciellu, namá tenéis qu’imprimir la fueya de firmes, rellenala a mano, y unviala per corréu postal ordinariu enantes del 15 mayu a la silguiente direición:

Lliga Celta d’Asturies

Hotel d’Asociaciones Santuyanu

c/ Xoaquín Costa 48, planta sótanu

33011 – Uviéu

Asturies

Munches gracies a toos y toes pola collaboración de vuesu n’esto… tamos trabayando toos pa caltener nuesu patrimoñu pa les xeneraciones futures.

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies.

NOTA: podéis siguir el desenvolvimientu de too esto al traviés de la nuesa páxina de facebook o cuenta de twitter.

RESPUESTA DE LA LLIGA CELTA D’ASTURIES A LES DECLARACIONES DEL CONSEYERU D’EDUCACIÓN Y CULTURA SOBRO LES ACTUACIONES DEL CASTRU CHAO SAMARTIN A LA JGPA

Ayeri, vienres 23 de febreru, tuvimos la desagradable oportunidá de lleer nos medios de comunicación que’l Conseyeru d’Educación y Cultura, el señor Genaro Alonso, fixera unes declaraciones en plenu de la Xunta Xeneral del Principáu nes que, según lléese nos medios, desmentía que’l proxectáu Centru de Visitantes fora faese nel llugar ónde tán allugaos los xacimientos, yá denunciaos anteriormente por esta asociación, del Bronce final y l’Edá del Fierro.

Si tou esto ye ciertu, el señor Alonso tien de DIMITIR del so cargu a la mayor celeridad yá que, o desconoz dafechu de qué fala, o nun diz la verdá, en dambos casos, causa más que xustificada por qu’abandone darréu’l cargu qu’ocupa.

Nós nun dicimos esto por caprichu, según la información qu’obra nel nuesu poder relativa al proyectu, SÍ ta proxectáu allugar el Centru de Visitantes nel llugar del xacimientu y SÍ tiense proxectáu usar formigón para la realización de la obra, tal que puede vese nes fiches y semeyes qu’amosemos de siguío:

               

Dicho too esto… ¿Ú ta’l papel tuitivo que tien de tener el Gobiernu del Principáu d’Asturies pa col patrimoniu históricu-cultural de tolos asturianos? ¿Cómo ye posible que los técnicos de l’Alministración asturiana dieren de pasu’n proyectu asemeyáu qu’estrozaría dos xacimientos de vital importancia pa la conocencia la Hestoria d’Asturies?; Estes y otres esmolecedores entrugues son les que mos faemos agora mesmu na Lliga Celta d’Asturies porque nun podemos entender la falta d’interés absoluta que s’amuesa, yá en repitíes ocasiones, pol caltenimientu del patrimoniu cultural d’Asturies per parte de la entidá que mayor interés y predisposición tendría de tener nesti sentíu, percima inclusive qu’el de toles asociaciones y colectivos que denunciamos acciones como estes… pero paez que nun ye asina… ¿Por qué? Nun tenemos la respuesta.

Namá quédanos una cosa que dicir: nós, el pueblu asturianu, tenemos derechu a caltener el nuesu patrimoniu, el nuesu heriedu histórico y cultural, para nós y para les xeneraciones futures y ESIXIMOS al Gobiernu del Principáu d’Asturies que cumpla col so cometíu al respeutu y reconsidere tou esti despropósitu y tómense les midíes oportunes para evitar qu’Asturies y el so pueblu pierdan para siempres la oportunidá d’estudiar dos xacimientos arqueolóxicos de suma importancia para toos nós, para tola Humanidá.

Fernán Morán, presidente de la Lliga Celta d’Asturies.

Enllán d’interés p’afondar na conocencia l’importancia los xacimientos que tamos defendiendo: http://www.castrosdeasturias.es/descargas/224-villa-menendez–gil-2006.-fortificaciones-militares-chao-samartin.-congreso-arqueologia-militar-romana-en-hispania.pdf

 

DENUNCIAMOS LES ACTUACIONES PROYECTAES SOBRO’L CASTRU CHAO SAMARTÍN YA SOLICITAMOS LA SO SUSPENSIÓN.

Güei conocimos al traviés del Grupu Parlamentariu d’IX Asturies que lo que se prometía como una esperanzadora intervención n’unu de los nuesos xacimientos arqueolóxicos más singulares, el castru de Chao Samartín en Grandas de Salime, podría significar, en realidá, una fonda alteración del conxuntu, tantu de los restos escavaos como de superficies inda inédites pero con enorme potencial arqueolóxicu.

Tolos medios faen ecu de los defectos técnicos del documentu qu’agora se denuncia: nun s’atienen a les convenciones internacionales ya ignórense los valores que faen d’estes ruines un documentu escepcional para la conocencia de la hestoria d’Asturies.

L’ausencia nel espediente d’informes ellaboraos por espertos en técniques de restauración y caltenimientu arqueolóxicu, la falta de consultes a los investigadores especializaos que fueron responsables de la escavación ya interpretación histórica del xacimientu y l’aplicación de materiales y procedimientos irreversibles, incluyíu l’usu del formigón armáu, resines epoxídicas o la reconstrucción indiscriminada de muries, contravienen tolos encamientos y convenios internacionales qu’emponen les intervenciones en llugares arqueolóxicos. La calidá paisaxística del conxuntu y l’integridá de depósitos arqueolóxicos ricos y entá inexplorados van vese fatalmente comprometíes cola proxectada construcción, sobro la fachada principal del xacimientu y en terrén arqueolóxicamente fértil, d’un edificiu d’acoyida, llevantáu apenes a unos centenares de metros del centru d’interpretación yá esistente.

Pero hai un aspeutu apenes comentáu mientres la rueda de prensa que resulta especialmente esmolecedora. Y ye que, según súpose, cola execución d’estes obres pretende despintase, soterrar o destruyir les principales evidencies de la ocupación prehistórica del asentamientu: les ruines del primitivu asentamientu fortificáu de finales de la Edá del Bronce, escontra’l 800 a.C. (el más antiguu conocíu n’Asturies), van ser, asina consta lliteralmente nel proyectu, soterraes porque “el so interés nun ye bien eleváu”. La mesma suerte van correr los elementos defensivos que prueben la intensa y socesiva fortificación del castru mientres la Edá del Fierro (fosos y fases antigües de les muralles) que van ser tamién soterraes pa, dizse, evitar la degradación estructural.

A última hora, la execución de les intervenciones conteníes nos proyectos d’obres urxentes y d’afitamientu de les ruines del Chao Samartín implica’l ocultamiento, destrucción o falsificación d’elementos claves na interpretación del xacimientu, de la so hestoria y, poro, tamién de la Hestoria d’Asturies.

Ye paradóxicu que mientres se nos brinda al traviés de les xornaes del RIDEA alcordances de les bondaes qu’apurrió y apurre l’arqueoloxía, en concretu l’arqueoloxía castreña, a la sociedá nel so conxuntu, tantu l’asturiana nesti casu, como la d’otres poblaciones y rexones del noroeste de la península Ibérica, coles mesmes, somos testigos, una vegada más de la más bochornosa incompetencia y desinterés absolutu per parte del actual Gobiernu d’Asturies pol nuesu patrimoniu históricu-cultural.

¿Cómo puede xustificase que sabiendo qu’esisten xacimientos por escavar, dalgunos de la Edá del Bronce y otros de la Edá del Fierro autorice un tipu d’obra civil que lliteralmente estrozaría estos xacimientos ensin posibilidá de recuperación? Cenciellamente nun pue xustificase… nun tien igua.

Ye por esto que dende la Lliga Celta d’Asturies esiximos al Gobiernu de Asturies que ponga frenu a esta xirigonza y cumpla cola so obligación que, nesti casu, ye la de protexer, caltener y garantizar la pervivencia d’esti patrimoniu, que ye de tolos asturianos y dedique más recursos a la investigación de la hestoria y cultura asturianes y menos a la so desapaición, como sería nesti casu concretu. No hacer casu a esta petición sedría atentar escontra nuesu patrimoniu ensín xustificación nenguna.

¿Por qué dicimos too esto? Vamos intentar amuesar evidencies lo más gráficamente posible:

Semeyes 1, 2 y 3.  Gran plaza pavimentada del Chao Samartín. Malinterpretaes como esbarrumbes producíos tres l’escavación, les evidencies qu’amuesen la violencia del sismo que causó la ruina del pobláu van ser destruyíes para, en picando y rebaxar la base xeolóxica, construyir, sobro un encofráu de formigón armáu, un muriu de nueva factura contrachapáu con piedra caliar local” (sic).

  

 

 

 

Semeyes 4 y 5 .  Les trincheres qu’amuesen el vaciáu de los murios castreños en dómina de la Monarquía Asturiana, primer testimoniu d’usu medieval del Chao Samartín van ser utilizaes pa construyir murios de nueva factura que “faciliten la llectura” del xacimientu en dómina romana.

   

Semeyes 6 y 7. Tolos restos correspondientes a les fases más antigües del pobláu, munchos d’ellos escepcionales n’Asturies, van ser soterraos y escluyíos del discursu xeneral de la visita pos “el so interés nun ye bien eleváu” (sic). Ente otros l’edificiu más antiguu topáu na nuesa rexón (800 a.C.).

Semeyes 8 y 9. Pa facilitar l’accesu a los fosos, en que la so secuencia estratigráfica se documentan episodios escepcionales de la refortificación del castru pol exércitu romanu, van ser estensamente alteriaos pola construcción d’una rampla. El movimientu de tierra, bien cimera al que riquió dellos años d’escavación a un equipu especializáu, va ser  realizáu con medios mecánicos y controláu como cualquier obra de carretera con un meru “siguimientu arqueolóxicu”.

  

Semeyes 10 ya 11. Sobro estos mesmos elementos, les fortificaciones esteriores entá non escavaes, y ocupando un llugar clave pa la observación del xacimientu per parte del visitante dende’l Muséu y nel so aproximamientu a les ruines, va construyise un edificiu “d’acoyida”. La obra va implicar la destrucción d’horizontes arqueolóxicos fértiles, el cambéu de la so morfoloxía y la degradación definitiva de la principal vista del xacimientu.

             

En función de tola información contenida nesti artículu, dende la Lliga Celta d’Asturies, esiximos al Gobiernu d’Asturies que tome les midíes oportunes para parar esti despropósitu y actúe como debiera, esto ye, actuando de forma que les consecuencies de les sos acciones traigan la preservación y caltenimientu nes meyores condiciones posibles del nuesu patrimoniu y non a la inversa, una y bones esti proyectu” amás d’erróneu, na nuesa opinión, significaría estrozar dos xacimientos de suma importancia para conocer la hestoria d’Asturies, y amás de forma irrecupaerable.

De la mesma, hemos de dicir, bien al nuesu pesar, qu’esta mesma información s’unvio’l 8 de febreru del añu en cursu, vía correo ellectrónicu a dellos medios de comunicación: Asturnews, La Nueva España, Asturies.com, AsturiasHoy, El Comercio, La Voz de Asturias, RTPA, RTVE Informativos, Infoasturies, Oviedo Agencia EFE ya Asturies Europapress, ensín que nengún d’ellos lu espublizara ta la fecha. Suponemos que los sos motivos van tener, anque nun seyamos entendelos ya que pa nos, esto ye un posible atentáu escontra nuesu patrimoñu, el de tolos asturianos.

Fernán Morán, Presidente de la Lliga Celta d’Asturies, artículu ellaboráu cola información sobro’l proyeutu que proporcionó la Xunta Xeneral del Principáu d’Asturies.